Licenciatura en Arte

Desde la perspectiva del conocimiento crítico la sociedad requiere verse a sí misma y tomar auto-conciencia a través de un conocimiento sensible. En este sentido, la licenciatura en arte de la PUCV acoge dicha necesidad equiparando conocimiento y sensibilidad en sus egresados a partir del énfasis teórico-poético de su formación. De esto se deriva un licenciado que junto a la producción artística es capaz de sostener un discurso pertinente a la misma y, en general, de formular y expresar elocuentemente su propia poética o visión artística.

Además el Programa de Licenciatura emprendido por el Instituto consolida la presencia y la importancia del Arte en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, posicionando al Arte con toda propiedad en la Institución.

fotoantigua1

El programa de Licenciatura actualmente tiene como objetivo enfatizar con igual vigor, tanto la actividad usualmente desarrollada en los talleres de arte, como la teoría artística y las problemáticas históricas del arte, a la luz de escritos de creadores, pensadores, historiadores y críticos. Esta vía ofrece posibilidades a todos aquellos que, interesados en el arte, no centran ese interés solamente en lo que produce el ejercicio del oficio, sino igualmente en los problemas teóricos específicos de su disciplina.

En complemento con lo anterior, los egresados del programa introducen en la sociedad una modalidad que han hecho propia en el aprendizaje. Ésta contribuye al tratamiento artístico con perspectivas diferentes en su expresión, las que se conjugan con los modos existentes en la necesaria variedad de planteamientos. Cumplen, por tanto, todas las actividades previstas en el perfil de egreso determinado por el programa, portando cada uno de los egresados el hacer y el pensar reflexivo como producto de su aprendizaje.

Frente a una formación determinada por la especialización, el licenciado del Instituto de Arte de la PUCV adquiere un carácter versátil que le permite situarse en un mundo siempre cambiante, en razón de la formación integral que lo funda.

Por otra parte, los estudiantes del Programa de Licenciatura del Instituto de Arte de la PUCV, ven cómo su formación está sustentada por la concepción cristiana del hombre que contribuye al desarrollo valórico y un conjunto de competencias genéricas fundamentales que atraviesan sus estudios y que les permite una vez que egresen ser agentes protagónicos en los quehaceres de nuestra sociedad, respondiendo desde un compromiso ético a las diversas realidades que enfrentan con capacidad crítica y sentido social. Entre los valores destacamos: la apertura a la trascendencia, la libertad, la solidaridad, el respeto, la tolerancia y la responsabilidad; cada una de ellas encuentra en la Licenciatura en Arte una manifestación propia y cabal, permitiendo al alumno que sus intereses estén permeados por estas cuestiones y aprendizajes distintivos.

Las áreas principales de conocimiento en que se basan las competencias del egresado de Licenciatura en Arte, son las Áreas de Teoría e Historia del Arte, Plástica, Poesía y Medios. Todas ellas con un peso relativo semejante.

El Área de Teoría e Historia del Arte comprehende las asignaturas que estudian teórica y diacrónicamente el fenómeno artístico. El Área de Poesía comprehende asignaturas teóricas que estudian las grandes creaciones verbales y talleres prácticos que incorporan la palabra escrita como soporte de expresión artística. El Área de Plástica comprehende los talleres en que se enseñan las prácticas artísticas más tradicionales, pero enfatizando sus desplazamientos contemporáneos, los que son enseñados más específicamente, junto a otras formas de expresión artísticas sin precedentes, en la asignatura denominada Taller de Artes Visuales I y II. El Área de Medios comprende los talleres en que se enseñan las prácticas artísticas de última generación que incorporan el uso de las nuevas tecnologías de reproducción e información digitales o electrónicas.

El licenciado del programa de Licenciatura en Arte de la PUCV tiene como rasgo distintivo una formación disciplinar orientada a la comprensión teórica e histórica del fenómeno artístico y a la producción de obras visuales y verbales que aumentan y profundizan el conocimiento del mundo desde el punto de vista de la sensibilidad. Está preparado para desarrollar obras en superficie con técnicas como dibujo y grabado, y en volumen con técnicas escultóricas, corporales y de intervención urbana; para reconocer, formular y cuestionar los fundamentos teóricos de una obra de arte; y para identificar la relación de una obra de arte con el tiempo y lugar de su aparición y su inscripción en el desarrollo de las diferentes técnicas. Enmarca, además, su actuación en una dimensión ética acorde con los valores cristianos sustentados por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Genéricas

1. Conoce las capacidades personales para disponer de ellas de modo apropiado y oportuno, con el fin de actuar responsable e informadamente con el mundo y las personas.
2. Reconoce las necesidades de su sociedad para asumir su cultura con sentido crítico.
3. Comunica eficazmente sus ideas en forma visual, oral y escrita en su lengua materna.
4. Posee capacidad de auto aprendizaje reconociendo la necesidad de una educación permanente y continua.
5. Posee la capacidad para actuar éticamente en concordancia con los principios valóricos que sustenta la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Específicas

1.Conoce los ejes fundamentales de los problemas teóricos planteados en las obras de arte y la filosofía del arte para poder situar críticamente la propia obra con respecto a ellos.
2. Comprende el surgimiento y el desarrollo de las obras de arte en relación con la cultura de su tiempo y lugar, tanto desde el punto de vista geográfico como cultural, para juzgar la modalidad propia de la creación artística en nuestro tiempo y país.
3. Domina el lenguaje y la terminología crítica para comparar y expresar las propiedades y relaciones de la obra de arte.
4. Se apropia de las técnicas de escritura en géneros como la poesía, el ensayo y la ficción para lograr, por un lado, presentar una obra de arte y, por otro, proyectar un trabajo de escritura creativa.
5.Reflexiona acerca de la propia obra para poder elaborar un discurso que la acompañe y complete mediante la producción de catálogos, folletos u otros formatos.
6. Identifica las diversas tendencias de la producción artística en la actualidad para influir en ellas de modo responsable y solidario.
7.Reconoce la posición del arte en la ciudad contemporánea para desarrollar proyectos artísticos de intervención urbana que evalúen críticamente el rol de los individuos en la sociedad y propongan soluciones nuevas a los problemas y dilemas del mundo contemporáneo.
8.Domina los instrumentos y técnicas del grabado, dibujo, pintura y escultura, para proyectar obras creativas a través de ellos.
9. Comprende la noción de texto visual para apreciar la trama de las obras de arte y planificar su producción.
10. Domina las técnicas de producción y post-producción visual multimedial para que los estudios y obras futuras consideren el desarrollo permanente de las nuevas tecnologías de la información.
11. Crea con un sentido curatorial el montaje de exposiciones individuales o colectivas en salas cerradas, espacios públicos abiertos u otras condiciones de muestra, con el fin de comunicar de manera eficiente la obra.
12. Reconoce los modos de circulación y exhibición del arte en la actualidad para integrar las artes con el fin de poner en acto y cuestionar las formas de presentación de las obras.

mallaLicenciaturaenArte2017

El Instituto de Arte de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se propone como un lugar académico donde se enseñan los lenguajes del arte y se fomenta el estudio reflexivo de sus fundamentos, sean estos los más tradicionales (pintura escultura, grabado, dibujo), las artes de la palabra o las artes mediales más contemporáneas, a través de cuya conjunción y diálogo se busca promover un espíritu creativo asentado a la vez en la formación tradicional y en la experimentación.

Esta perspectiva pedagógica, en la que la enseñanza de la práctica artística va siempre acompañada de la penetración teórica de sus fundamentos, ha sido sintetizada con el mote o lema de diálogo entre el pensar y poetizar, título también de la principal publicación teórica-creativa del Instituto de Arte.

El desarrollo de un conocimiento crítico del arte y el fomento del ámbito propio de la creación artística con las luces del conocimiento es fundamental además para consolidar el papel del arte al interior de una institución académica que irradia su labor a la universidad, a la ciudad y al país.

Esta misión general del Instituto de Arte se traduce en la formación de un tipo de licenciado en arte cuyo sello es la experiencia práctica y reflexiva de la creación artística.

En este sentido, el Instituto de Arte se proyecta en términos de visión como una de las instancias académicas nacionales más importantes en el estudio de la Teoría del Arte y la Creación Artística. El Programa de Licenciatura prevé un alto grado de incidencia en el ámbito cultural del país, por cuanto representa una instancia no considerada por Licenciaturas en desarrollo en otras universidades.

Los objetivos educacionales del programa de Licenciatura en Arte se desprenden de los elementos destacados anteriormente y que conforman su visión-misión. Así pues, un alumno que egresa de nuestro programa debe ser capaz de:

  1. Abordar la práctica artística como una articulación de pensamiento y creación.
  2.  Reconocer y articular de manera original los distintos discursos de la producción artística, tanto los más clásicos como los más contemporáneos.
  3. Desarrollar sus facultades artísticas de manera integral, a través de la experiencia de diversos talleres como la escritura creativa, la plástica y los nuevos medios digitales.
  4. Desarrollar un carácter versátil en términos expresivos que le permita situarse en un mundo complejo, donde las tecnologías de expresión se renuevan incesantemente.
  5. Constituirse en un agente protagónico de los quehaceres de nuestra sociedad, respondiendo desde un compromiso ético a las diversas realidades que enfrenta con capacidad crítica y sentido social.
  6. Participar activa y originalmente en el mundo artístico y cultural.
  7.  Aportar al desarrollo de la disciplina a través de la docencia y la investigación.